TU BLOG DE MASAJE.

Descubre el maravilloso mundo del masaje.

domingo, 27 de octubre de 2013

MASAJE EXPRESS

          El masaje Express es una de las nuevas y más modernas alternativas de masaje, es un masaje adaptado a los tiempos que vivimos, unos tiempos de estrés, donde todo tiene que ser aquí y ahora. Donde parece ser que no tenemos tiempo para lo que realmente importa.
        El masaje Express se aplica en silla ergonómica, donde el masajeado esta sentado con ropa, no se utilizan ningún tipo de aceite ni crema. Se trabaja desde la cabeza, pasando por cuello, hombros, espalda, brazos y manos. Su duración es breve no superando los 15 minutos.

        Muchas empresas de oficinas lo ofrecen a sus empleados, para aliviar tensiones y  malas posturas inherentes a sus trabajos. 


           Personalmente no he aplicado nunca un masaje de este tipo, aunque conozco compañeros que lo utilizan en su trabajo de forma muy asidua. Es un masaje aclimatado al mundo loco y desenfrenado que nos rodea y contagia.

          Antes era muy critico con este tipo de masaje. El masaje express me crea desconfianza hasta el punto de desecharlo a la hora de escribir una reseña en este blog, pero considerando una demostración de un compañero, creo oportuno explicarlo y darlo a conocer. Es parte del mundo del masaje.

             Solo expongo una humilde reflexión sobre el masaje express, el masaje es un arte, requiere un momento y un ambiente tranquilo, donde el tiempo y el contacto son la esencia del mismo. 

viernes, 18 de octubre de 2013

REFLEXIONES DE OSHO

     Así que llénate de plegaria. Cuando toques el cuerpo de una persona llénate de plegaria, como si el mismo Dios estuviera allí y tú tan sólo lo estuvieras sirviendo. Fluye con la energía. Y cuando quiera que veas que el cuerpo fluye y que la energía crea un nuevo modelo de armonía, sentirás un deleite como nunca antes habías sentido. Entrarás en profunda meditación.

    Aprende la técnica, después olvídala. Entonces simplemente siente y muévete con tu sentimiento. Cuando aprendes profundamente ese arte, el noventa por ciento del trabajo lo hace el amor, el diez por ciento la técnica. Simplemente un mero contacto, un contacto amoroso, y algo se relaja en el cuerpo.

   El masaje es algo que se puede empezar a aprender pero nunca se acaba de hacerlo. Se sigue y se sigue y continuamente la experiencia se torna más y más profunda, y más y más elevada. El masaje es uno de los artes más sutiles; y no es sólo cuestión de experiencia. Es más una cuestión de amor.
    Si amas y sientes compasión por la otra persona y percibes el valor esencial que posee, si no la tratas como un mecanismo que hay que arreglar sino como una energía de inmenso valor, si estás agradecido de que confíe en ti y de que te permita tocarla y jugar con su energía, entonces, con el tiempo, sentirás como si estuvieras tocando un órgano. El cuerpo entero se convierte en las teclas del órgano y tú puedes sentir la armonía que se va creando en su interior. No sólo recibirá ayuda la persona sino también tú.
      El masaje es necesario en el mundo porque el amor ha desaparecido. Hubo un tiempo en que bastaba el mero contacto entre los amantes. Una madre tocaba al niño, jugaba con su cuerpo, y eso era masaje. El marido jugaba con el cuerpo de su mujer y eso era masaje; era suficiente, más que suficiente. Era en parte una profunda relajación y en parte amor. Pero eso ha desaparecido del mundo. Con el tiempo hemos olvidado dónde tocar, cómo tocar, cuán profundamente tocar. De hecho, el contacto es uno de los lenguajes más olvidados. Hemos llegado a sentir casi desagrado al tocar, porque hasta la propia palabra ha sido corrompida por la llamada gente religiosa. Ellos le han dado un color sexual. La palabra se ha tornado sexual y la gente le ha tomado miedo. Todo el mundo está en guardia para evitar ser tocado, a menos que uno lo permita. Ahora, en occidente, se ha llegado al otro extremo. El contacto y el masaje se han vuelto sexuales. Ahora el masaje no es más que una cobertura, una tapadera para la sexualidad. De hecho, ni el contacto ni el masaje son sexuales. Son funciones del amor. Cuando el amor cae de sus alturas se convierte en sexo, y entonces se convierte en algo feo.
           Mientras des masaje, sólo masajea. No pienses en otras cosas, porque son distracciones. Se consciente de  tus dedos y en tus manos como si todo tu ser, toda tu alma estuviera ahí. No permitas que sea sólo un tocar el cuerpo. Toda tu alma se introduce en el cuerpo del otro, lo penetra, relaja los más profundos complejos. Y haz de ello un juego. No lo hagas como si fuera un trabajo; haz de ello un entretenimiento y tómatelo como una diversión. Ríe y permite que el otro ría también.
           Dar masaje es entrar en relación con la energía del cuerpo de algún otro y sentir lo que falta, sentir dónde el cuerpo está fragmentado y hacer de él un todo… ayudar a que la energía del cuerpo no sea ya fragmentaria, no sea ya contradictoria. Si las energías del cuerpo se van alineando y convirtiendo en una orquesta armónica, entonces has tenido éxito.
            Así que sé muy respetuoso con el cuerpo humano. Es el santuario mismo de Dios, el templo de Dios. Así que con profunda reverencia, en oración, aprende tu arte. Es una de las grandes cosas a aprender.

lunes, 7 de octubre de 2013

MIEL DE ABEJAS Y MASAJE

       El masaje con miel se la conoce por Mieloterapia a la utilización de la miel pura de abeja en nuestra piel, una combinación excepcional el masaje y la miel de las abejas.

         Esta técnica es muy antigua era utilizada por las mujeres romanas  después de utilizar las termas, para dar más brillo y frescura a su piel y así lucir bella, algunos autores atribuyen la belleza y suavidad  del cuerpo de la famosa Cleopatra a la aplicación diaria de miel en su piel después del no menos famoso baño con leche.

        La Miel es la fórmula perfecta para que nuestra piel se refresque en sus capas superiores gracias a sus propiedades calmantes, pero no solo eso sino que además gracias a los azúcares naturales de la miel, a la hora de quitarla tendremos un exfoliante perfecto, eliminando células muertas.

           Es perfecto para masajes en caderas, vientre y muslos, para tratar celulitis, el masaje debe ser enérgico compuesto por amasados profundos y finalizando con vaciados.

           Después dejaremos reposar de 10 a 15 minutos, para retirar la miel inicial utilizaremos una toalla mojada en agua tibia. 
        Finalizando con una masaje suave con aceite esencial de pomelo o naranja.
       Para mi el gran descubrimiento, es para aplicación de masajes después de un deporte o ejercicio intenso, relaja y ayuda a la mejoría rápida del músculo, incluido lo pegajoso de la textura de la miel, ayuda al masaje descontracturante, aliviando mucho tensiones y molestias.

         Una combinación dulce y natural para el masaje, donde hasta las  manos del masajista sienten un alivio y suavidad después de una sesión de trabajo.

jueves, 3 de octubre de 2013

TECNOLOGIA Y MASAJE




        Presoterapía, cavitación, amasadores, vibradores, ultrasonidos, robots… son algunas de las muchas palabras que rodean y ya forman parte del mundo del masaje, nacieron como tantas otras cosas de los tiempos tecnológicos que nos han tocado vivir, tiempos futuros que ya hoy, son presentes.
       Pero… me surgen muchas dudas dudas que me han llevado a utilizar en alguna ocasión estos aparatos, pero pocas veces han pasado a ser compañeros de mi camilla o de mis toallas.
¿Son realmente eficaces?, ¿sabemos utilizarlos?,¿pueden perjudicarnos?...
 
En muchos caso muchos masajeados les sorprende la falta de aparatos en mi gabinete o el tiempo que dedico realmente al masaje e incluso muchas veces evalúan al masajista, con cierta ignorancia por los aparatos que utiliza o tiene.
          Mi conclusión a esta breve reflexión personal es que estos aparatos deben ser utilizados con mucha precaución, debemos saber como funcionan, sus efectos a todos los niveles, teniendo siempre en cuenta la opinión de un profesional que conozca el aparato, conozca su alcance y es muy importante que tenga conocimientos de la anatomía y fisiología del cuerpo humano, para saber en todo momento como actúa sobre el organismo.
     Debe ser una ayuda a nivel profesional, pero nada más, personalmente las pocas veces que los he utilizado no han supuesto más que un toqué a una sesión de masaje. Hay masajistas y profesionales que basan su trabajo en estos aparatos. Sesiones donde el masaje con las manos se resume a pocos minutos en forma de eflleurage, para aplicar un aceite perfumado.

              Perdiendo la esencia del masaje. 

        Cada masajista, cada compañero, tiene su forma de trabajar, no comparto el abuso o sustitución de un buen masaje por aparatos, pero lo respeto.

            Solo el que esta tumbado, sabe lo que es un un buen masaje