TU BLOG DE MASAJE.

Descubre el maravilloso mundo del masaje.

miércoles, 28 de noviembre de 2012

ARCILLA Y MASAJES


         En la naturaleza, se ha observado en miles de ocasiones, como  muchos animales se han rebozado por fangos y arcillas como medida preventiva o de higiene, un instinto y necesidad tan primordial como alimentarse o aparearse. Elefantes que retozan en aguas embarradas para proteger su piel y enfriarla   contra el sol africano o como caballos salvajes de Australia sumergen sus patas en arcillas cuando tienen alguna herida es solo unos pocos ejemplos, de la intuición de los animales, esa intuición que hemos perdido…
       Sin lugar a dudas, el hombre primitivo, como trIbus actuales que viven en la edad de piedra tuvo que usar los barros, para protegerse  del solo, insectos, curar heridas e incluso entablillar miembros rotos.
        Los datos escritos más antiguos datan del Egipto antiguo, donde arcillas, esencias y masajes compartían un pacto, una unión donde el principal objetivo era la búsqueda, desde la belleza y prevención, hasta la salud y depuración.
       Hoy en día se usa mucho las arcillas, a nivel popular, hay muchos sitios al aire libre donde decenas de personas se reúnen para disfrutar de sus propiedades balsámicas, reconstituyentes y analgésicas. Todos hemos oído hablar de tal pueblecito o tal salina o tal riachuelo donde hay pozas de aguas embarradas, muy visitadas en días festivos.
       Sus propiedades son ampliamente probadas y muy extendidas… desde la belleza como reconstituyente y embellecedor de la piel, ha tratamientos de lesiones en músculos, ligamentos y articulaciones, sin dejar de lado tratamientos menos conocidos, de uso interno, para úlceras digestivas y remineralizante.
        Estos son solo pequeños apuntes para una terapia muy agradecida y complementaria a un masaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario