TU BLOG DE MASAJE.

Descubre el maravilloso mundo del masaje.

sábado, 24 de junio de 2017

¨Ningún hombre es masajista en su tierra¨.

A veces, hay días o mejor dicho momentos que te hacen reflexionar, y en esa reflexión afloran dentro de uno mismo, emociones y sentimientos desagradables, pero que siempre te enseñan algo positivo.
Todos hemos oído alguna vez la frase *Ningún hombre es profeta en su tierra*, esa frase la he adaptado a un  masajista… *Ningún hombre es masajista en su tierra*, voy a relatar mi reflexión, fruta de varias experiencias personales… en más de una ocasión un familiar o amigo íntimo te comenta una dolencia o problema del que te pide consejo y ayuda… te ponen en compromiso te piden mil y un favores… y no comprenden o entienden que es tu trabajo, tu forma de ganarte honradamente la vida, que tu profesión es fruto de muchas horas de estudio, dedicación y muchos masajes en tus manos. Cuando aparecen frases desagradables o gestos que duelen… ¨¿cómo le vas a cobrar a tú…?, ¨pues para eso me voy a otro¨… todo esto me lleva a la conclusión de que los más cercanos, no valoran tu trabajo y dedicación… llegando a la conclusión que es preferible derivarlos  a un colega de profesión y así me ahorro problemas y malos entendidos.

No puedo olvidar en este artículo  a ese masajeado desconocido, que llega a mí camilla día a día valorando mi entrega y dedicación, mi trabajo y profesionalidad…

No sólo con una remuneración económica, sino con un gesto de amabilidad y respeto que a veces echo de menos en mi tierra…

No hay comentarios:

Publicar un comentario