TU BLOG DE MASAJE.

Descubre el maravilloso mundo del masaje.

lunes, 27 de agosto de 2012

El origen del Masaje




 En un tiempo tan remoto como la prehistoria, unos días donde estar físicamente en forma era la diferencia entre la vida y la muerte, en un momento concreto, uno de nuestros valientes antepasados se sintió mal, se golpeó, y es lógico pensar que él mismo se llevara las manos la zona dolorida e iniciara algunas manipulaciones, frotaciones, amasamientos, caricias o cualquier otra maniobra instintiva o intuitiva (para su propia conservación y supervivencia), naciendo el masaje, como  una forma de disipar el dolor y buscar la mejora del malestar en la zona afectada. Al percibir que su dolor aminoraba o se calmaba siguió aplicándose ésta técnica a sí mismo en adelante, para más tarde, impartirla a los otros/as. 
       

    Los hombres y mujeres primitivos reaccionaban desde el instinto llevando a cabo actuaciones como el frotamiento enérgico de una zona dolorida o aplicando de alguna forma calor o frío en la misma sirviéndose de  los medios que  la naturaleza ponía a su alcance.
     Quizá apareció una figura encargada de realizar éstos toques curativos de investigar , experimentar y especializarse naciendo el  chamán.
 
       Fueron éstos chamanes ( según algunos estudios “chamanas”. Las tradiciones orales y las descripciones históricas muestran a las mujeres como invocadoras, curanderas, herbolarias, oráculos, adivinadoras...”)  los/as primeros/as masajistas del mundo, los/as primeros/as en realizar diagnósticos, los/as primeros/as psicoterapeutas y, hasta los/as primeros/as en guiar a sus respectivos clanes en sus migraciones necesarias durante los grandes períodos de glaciación hasta lugares más habitables.
 
Estas formas de “toque terapéutico” pronto se vieron reforzadas y combinadas con tratamientos base de hierbas y sus extractos, mezclas y ungüentos, hidroterapia, uso de piedras calientes y frías, utilización del fuego, uso de arcillas… etc. El ser humano, desde la observación y la intuición, utilizaba todo aquello que estaba a su alcance, y desde la práctica, la experiencia y la prueba y error, fue desarrollando algún tipo de protocolo de actuación y tratamiento eficaz para las diferentes dolencias. Esta experiencia y conocimientos acumulados se fueron ampliando y transmitiendo de generación en generación.

El masaje es una práctica universal que cruza todos los límites y fronteras; no pertenece exclusivamente a una profesión o incluso a una tradición. Es una experiencia humana compartida. (Historia del Masaje. Robert Noah Calvert).




No hay comentarios:

Publicar un comentario